jueves, 24 de marzo de 2011

El asno


Conocido popularmente como burro, este animal tiene un aspecto un poco triste y no le gusta nada la soledad. Todos hemos oído el particular sonido que emite el asno: el rebuzno; este sonido, su tamaño más pequeño, sus largas orejas y el color gris son las características que le distinguen de su pariente el caballo. Después de algo menos de un año de gestación, la asna pare un borriquito, que conserva una suave pelusilla hasta los 2 años. ¿Sabías que si se cruza un asno con una yegua, su hijo se llama mula? ¿Y que el cruce de un caballo y una asna, mucho más raro, da un burdégano? Sin embargo, ni la mula ni el budégano pueden tener hijos (es decir, son estériles). Desde la época de los griegos hasta el siglo xx, el hombre ha empleado el burro para trabajar la tierra, transportar pesadas cargas o tirar de los carros. Hoy en día, se utiliza sobre todo para dar paseos a los turistas o como animal de compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada